Traductor

lunes, 29 de septiembre de 2014

Mi abuelo es el hombre araña



Querido diario hoy el abuelito me ha contado una historia muy bonita, en la que el protagonista era el hombre araña. Era un hombre que en realidad no era un héroe famoso, pero aun así para mí es un héroe, fue valiente, amable, buena persona… A este hombre le picó una araña y desde entonces tiene una pequeña herida en el brazo. Me ha dicho el abuelito que este hombre ayudó a muchas personas y respecto a su mujer… Dice que un día escalando un árbol para salvar un lindo gatito, surgió el amor a primera vista, empezaron a conocerse, se hicieron novios, se casaron, tuvieron hijos, sus hijos tuvieron hijos… ¡Eh, pero un momento! El abuelito tiene una pequeña marca en el brazo y además la abuelita me dijo que de joven tuvo un gatito. ¿Será el abuelo…? Toctoc, pasa. –Lucía ya es hora de dormir, venga arrópate ya. El abuelito se acercó a mí y me dio un beso en la frente, me miró con sus ojos tiernos y no pude evitar decirle. – Abuelito, ¿eres el hombre araña? –Lucía, todo el que sea amable, servicial, bondadoso, valiente… todo el que tenga esas cualidades es el hombre araña.

jueves, 25 de septiembre de 2014

Me despierto y soy un hombre

Se acabarán las críticas hacia mi persona, por fin podré encajar en esta sociedad que me la tiene jurada. Ser mujer es difícil, pero más cuando sientes en tu interior que en realidad no lo eres. No me gusta el maquillaje, ni los vestidos, en cambio siento una gran afición por el fútbol, los videojuegos, odio la moda... Y me despierto de lo que recordaré como un sueño. Al fin soy un
hombre, pordé ser yo mismo. Dejo de rer un hombre atrapado en el cuerpo de una mujer, para por fin ser hombre.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Desaparezco




Llego a mi cuarto como un viejo lobo solitario, es noche de tormenta y las luces funcionan a ratos, este es uno de los ratos que no funcionan. Esta habitación pequeña pero acogedora se ha convertido en mi nuevo hogar. Su riquísimo olor a jazmín no hace más que recordarme a ella. –Oh Lorreyn, no sabes cuánto te echo de menos. Sé que Dios me la arrebató hace mucho pero aún no ha pasado un día en el que no la haya recordado. Me incorporo en la cama y sin darme cuenta a pesar de estar a oscuras de repente los detalles se hacen cada vez más nítidos no puedo evitar emocionarme sin saber por qué cuando… Me levanto del suelo, creo que me he desmayado no sé cuánto tiempo habré permanecido ahí tirado en el suelo solo sé que no me quiero levantar. Una sensación placentera invade todo mi cuerpo y el frío que antes me hacía tener la piel de gallina se convierte en un intenso calor tan insoportable como el mismo infierno. Este repentino malestar hace que intente levantarme aunque una voz interior me dice que me quede en el suelo fresco. Lucho con todas mis fuerzas para levantarme pero mis piernas han decidido no responder, tras 15 minutos aproximadamente de intentos fallidos me rindo. Por lo menos he dejado de sufrir ese calor tan intenso. La única opción que me queda es esperar a que alguien me encuentre. Pero, ¿de qué parte estará mi suerte? Decido dormir para olvidar mis males, recuerdo todos esos momentos en los que era feliz, aquellos que me hicieron reír a carcajadas hasta llorar o simplemente me sacaron una sonrisa que borraba todo lo malo.

Me despierto, con la oscuridad como compañera, lo único que me permite ver la habitación es la luz que se cuela por mi ventana desde la calle. Parece ser que la buena suerte no quiere correr esta vez de mi parte. Sin poder evitarlo, este pensamiento me saca una sonrisa y empiezo a pensar que Dios quiere reunirse conmigo. Tal vez es la mejor opción, así podré ver a mis amigos y a mi querida Lorreyn o simplemente descender al infierno. No estoy seguro, puede que sufra una reencarnación ¿en una persona? Se me viene a la mente una frase que leí una vez, recuerdo que me hizo gracia pero ahora que lo pienso ¿y si la luz que se ve al final del túnel es la luz de la sala de partos y el túnel el cuello del útero de nuestra madre? Puede ser que los lloros del bebé sean los de esa persona que moría al recordar que no volverá a su antigua vida. Hay tantas posibilidades… y tanta gente que se ha ido y no ha vuelto…Intentamos saberlo todo pero la muerte, qué enigma ¿es posible que la muerte y el nacimiento estén tan íntimamente conectados? Todo este rato he reflexionado con los ojos cerrados, así que los abro sin embargo algo ha cambiado, cada vez me inunda más la oscuridad, pero de pronto…

-Es un niño, el niño más bonito que he visto nunca.-Venga, dime el abecedario.-Hoy te voy a quitar los ruedines y te enseñaré a montar una bici de 2 ruedas.-Su hijo tiene que practicar un poco más las matemáticas.-Esto es una nueva etapa y os tendréis que esforzar más.-Mira hijo, ¿ves esto? Es un olivo y de todos estos árboles sale el aceite que tú te comes-El global de sociales será la semana que viene.- ¿Quieres un poco de alcohol? –Tenéis que prepararos para la selectividad.-Hijo, deberías estudiar un poco menos- ¿Qué somos? -¿Te quieres casar conmigo?-La ciudad de Londres es preciosa.-Es una niña.-Vamos a visitar a los abuelos.-Qué mayor se ha hecho.-Hoy despedimos a Lorreyn.-Lo siento por su pérdida.-Papá, ¿qué te parecería ir a una residencia?

Otra vez en la oscuridad, esta vez total, pero si me fijo bien hay un punto de luz. Me acerco a ella y se hace más grande cuanto más me acerco. Estoy en paz y siento que desaparezco. 

lunes, 22 de septiembre de 2014

El amor de mi vida

-Vamos a ver si me han preguntado algo en el blog.
-¿Cómo saber si has conocido al amor de tu vida?
-Dios mio, que pregunta más difícil, buff supongo que lo mejor será empezar a escribir y dejar que las palabras fluyan por sí solas.
Se que es el amor de mi vida porque cuando le miro mi sonrisa brilla. Si me besa mi corazón late más rápido y más despacio al mismo tiempo. Porque cuando me dice que me quiere, me siento en paz aunque mis piernas no paren de temblar.
Mi niño, cuando se queda acurrucado encima de su madre y no puede evitar dormirse aferrándose a mi. Esa sensación que hace que todo este bien y me sienta caminando entre las nubes blancas y pacíficas.
Ahora para responder a la pregunta, no sé si será la mejor respuesta pero diría que intentes describir lo que sientes por esa persona y si no encuentras las palabras para hacerlo, eso es amor. Pregúntate si puedes pasar la vida sin esa persona, sin verle, ni sentirle ni saber nada.
-Punto y publicar. Creo que me ha quedado un poco cursi, pero bueno tampoco está mal. Ahora voy a por uno de los amores de mi vida, el helado de chocolate :)

domingo, 21 de septiembre de 2014

Soy un cigarrillo



Tú me creaste, creí que estarñiamos juntos para siempre.
Gracias a ti soy lo que soy.
Pero no soy especial para ti, me tratas como a los demás.
Estñas conmigo un rato, decidiéndote a dar el paso, te resistes,aunque se nota que tienes ganas.
Varias veces estoy cerca de tus labios pero así mismo me apartas con brusquedad.
Finalmente, tras varios intentos lo consigues y salta la chispa.
Soy feliz porque ya estamos juntos, pero no ha hecho más que empezar mi dolor.
Lentamente me consumes, siento que me desvanezco, mi cuerpo se debilita.
Haces de mi lo que quieres, me matas desde lo más profundo de mi ser.
No me lo puedo creer, pensaba que me querías, pero cuando acabas conmigo y no puedes sacar nada más de mi como un cigarrillo terminado me desechas.
Sin embargo el cigarrillo no siempre acaba pisoteado en el suelo, con suerte cae por una alcantarilla y conoce otras cosas que le hacen compañía.
Lo que creía que era lo mejor, me dejó por otro y lo que creía que sería peor se convirtió en lo mejor, lo que me haría compañía toda la vida.
Un cigarrillo al principio que tras una desgracia pudo ser feliz.

sábado, 20 de septiembre de 2014

Sucedió en un semáforo

-Cariño ¿quieres que te ayude a hacer la cama?
-No, tranquilo, ya la hago yo.
^Me parece increñible la suerte que tuve al encontrarle, lo recuerdo como si fuera ayer...^
-Qué aburrimiento, todo coches y aún quedan 57 segundos para cruzar.
^Me dedico a observar la gente que se encuentra en los coches que son mujeres, niños, hombres...^
-¡Ya estña verde, aleluya!
^Ring ring^
-Bien, en medio del cruce me suena el móvil y no lo encuentro en este condenado bolso.
^Y de repente... ZAS^
^Me choco y no sé contra qué ni quién. Alzo la vista , olvidándome del móvil, para ver qué es lo que ha interrumpido mi camino. Y ahí está él con esos ojos profundos como el mar de un delicioso color miel, que expresaban preocupación, esos lindos labios y ¡oh, que hoyuelos! Está hablando pero no tengo ni idea de lo que dice, me he quedado embelesada mirándole y soñando que floto en una nube. Cuando me quise dar cuenta ya estábamos charlando como dos viejos amigos en un bar. Ahora llevamos 15 años casados y fruto de nuestro amor estña Juan.^
-Cariño ¿estás bien? Parece que te has quedado en blanco.
-No, quiero decir sí. Es solo que estaba pensando.
-¿Pensando en qué?
- En que todo sucedió en un semáforo.



jueves, 18 de septiembre de 2014

Mi regalo de Navidad

-¿Demasiado mayor? ¿Enserio mamá?
-Exactamente, y no te lo repetiré más veces.
-Pero, ¿por qué? No tiene sentido, no es justo.
-¡Me da igual que sea justo o no! Este año solo tu hermana tendrá regalo y fin de la discusión.
Cierra la puerta de mi habitación y se va.
^Pero bueno, desde cuando se es demasiado mayor para estas cosas. Yo en navidad tengo espíritu de niña, así que yo también debería tener mi regalo, no solo mi hermana pequeña.^
Fuera de mis malos pensamientos escucho unos sonidos en la puerta, voy a abrirla y... cómo no, ahí tenemos a la cotilla del mes, mi hermana.
-¿Estás bien? He escuchado que le has gritado a mamá.
-Déjame en paz.
Le cerré la puerta en las narices.
^Ahora que lo he hecho me siento un poco mal, al fin y al cabo ella no tiene la culpa^
A la mañana siguiente...
-¡Mita, mira lo que me han regalado, justo lo que yo quería!
-Muy bien, me alegro por ti y ahora ¿me dejas seguir durmiendo?
-Debajo del árbol también había algo para ti.
-¿A sí? A ver.
Me lo dio, no era muy grande y ponía de de tu hermana para mi hermana, a la que los reyes han olvidado pero yo no.
^Qué maja, después de haberme portado tan mal con ella...^
-¡Ábrelo, ábrelo ya!
Estoy muy ilusionada, pero a medida que voy abriendo mi regalo mi nivel de alegría decrece. Me mira con los ojos muy abiertos esperando a que diga algo.
-Emm ¿por qué me regalas un bote de cristal vacío?
-¡No está vacío! Está lleno de todo mi amor y cariño para que cuando estés triste o enfadada lo abras y te sientas mejor.
^No puedo creerlo^
Las lágrimas empiezan a brotar de mis ojos.
^Puede que nosea el regalo que esperaba, aunque tampoco esperaba ninguno. Pero este ha sido el mejor regalo de navidad que he tenido nunca.^